DÍA MUNDIAL CONTRA LA TRATA DE PERSONAS

    Enfoque de derechos humanos: la trata de personas es un delito que lesiona derechos humanos fundamentales. El tratante limita o elimina todos los derechos inherentes al ser humano y que están consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos. La víctima se convierte en un “objeto” de comercio sin libertad física o volitiva. […]

 

 

Enfoque de derechos humanos: la trata de personas es un delito que lesiona derechos humanos fundamentales. El tratante limita o elimina todos los derechos inherentes al ser humano y que están consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos. La víctima se convierte en un “objeto” de comercio sin libertad física o volitiva.

 

Una de las vulneraciones de derechos con consecuencias que impactan e inciden la dignidad de las personas de manera negativa es este flagelo el cual es una responsabilidad social colectiva evitar, denunciar, hacer oír las voces, apuntar, decir, publicar, difundir, contar, poner en agenda, visibilizar y dar cuenta para traslucir prácticas que atentan con la vida misma de las personas forzadas a ingresar a un circulo no virtuoso de los valores que no se propusieron para participar de una vida plena y feliz como corresponde.

El día Mundial contra la Trata fue proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en la resolución A/RES/68/192  . Entre sus consideraciones se considera “El tráfico de personas es un grave delito y una grave violación de los derechos humanos. Cada año, miles de hombres, mujeres y niños caen en las manos de traficantes, en sus propios países y en el extranjero. Prácticamente todos los países del mundo están afectados por el tráfico, ya sea como país de origen, tránsito o destino de las víctimas. La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), como garante de la Convención contra el Crimen Organizado Transnacional y los Protocolos al respecto, asiste a los Estados”

La provincia de Misiones cuenta con la Subsecretaria de Igualdad de Oportunidades del Ministerio de Derechos Humanos que forma parte del gran sistema estatal de protección y prevención ante vulneraciones de esta índole. Indudable que todos los organismos provinciales incluida las organizaciones sociales y civiles tienen un rol fundamental en auscultar situaciones que merecen atención e intervención de los organismos competentes y todos garantizando la protección de la comunidad en general.

El informe del organismo indica “El proceso de captación de las víctimas se da en las provincias más pobres del país como Misiones, Corrientes, Formosa, Chaco, Catamarca y Santiago del Estero. Con promesas de trabajo poco claras, mentiras o en contra de su voluntad expresa y de manera violenta, las redes de trata captan a las víctimas.”

A esta altura las causas descriptoras para justificar estas prácticas aborrecibles no son impedimento para los estados como actores de garantías que no intervengan. Es perentorio dar entidad al repertorio de vulneraciones tanto de niños, niñas y adolescentes que directa o indirectamente son participes de escenarios que no les corresponden por vivencias, edades, sueños, deseos y puedan ejercer plenitud de sus vidas como la apropiación de sus espacios.

No olvidemos que se desarrolló un marco conceptual de la Trata de Personas que describe entre sus rasgos los siguientes:

Causas sociales y factores de riesgo de la trata de personas. Existen causas y factores de riesgo de carácter estructural, así como otros de tipo circunstancial que van de la mano con la historia de vida de cada una de las víctimas de la trata de personas.

En la Argentina esos elementos personales se ven influidos por aspectos estructurales como la educación, la cultura y patrones de conducta que reflejan relaciones históricas de dominio entre géneros, como son el machismo, la violencia física, psicológica y sexual. La pobreza, la exclusión y la ausencia de políticas estatales en materia de salud, educación y trabajo, son disparadores de migración interna e internacional en búsqueda de “mejores” condiciones de vida. Las causas de esta problemática, se presentan en forma resumida por medio de las siguientes manifestaciones:

  • Problemas estructurales de tipo económico (pobreza, desempleo y educación) están relacionados con carencias, con la falta de oportunidades de empleo, especialmente para las mujeres en condición de vulnerabilidad.
  • Ausencia de políticas públicas adecuadas para prevenir la trata de personas.
  • Falta de adecuación y aplicación de la legislación penal, en materia de delincuencia organizada.
  • Tendencia a “resolver” el fenómeno de la trata de personas desde un enfoque reactivo a cargo de la justicia.
  • La trata de personas como parte de una actividad de delincuencia organizada transnacional con ventajas económicas y materiales que hacen muy compleja su identificación y combate y evidencian una asimetría en relación con las limitaciones de las instancias de investigación y procuración de justicia.

Si bien las descripciones formales hacen hincapié en establecer circuitos de interpretación, las perspectivas del derecho apuntan a mejorar e interpelar la actuación, funciones y responsabilidad de los organismos e instituciones para intervenir. Una obligación ineludible, difícil de sortear cuando de servicios públicos y políticas públicas responsables se trate.

 

Fuente:

https://infoberdigital.com/2018/01/10/misiones-principal-zona-donde-captan-jovenes-para-trata/

http://www.fundacionmariadelosangeles.org/images/pdf/manual-de-intervencion-de-casos-de-trata-de-personas-en-argentina.pdf

http://www.pagina16.com.ar/preocupa-el-aumento-en-el-indice-de-la-trata-de-personas-en-misiones/